Miguel Sánchez Palomo

Darío Martín Ochoa

José Luis Ochoa Muñoz

Marie France Bautista Olivas

Alfonso de Dios Araque

Ángel Alfageme Marín

En cada iglesia nombraron ancianos y, con oración y ayuno, los encomendaron al Señor, en quien habían creído. (Hechos 14:23)

Los ancianos que dirigen bien los asuntos de la iglesia son dignos de doble honor, especialmente los que dedican sus esfuerzos a la predicación y a la enseñanza. (1ª Timoteo 5:17)